inf-general

Las reclusas abandonadas: POR SU FAMILIA

Cumplir sentencias en total soledad: CEDH

 

 

 

Yesica Castellanos

 

Mujeres en prisión sufren mayor abandono en comparación a los varones, porque el núcleo familiar suele darles la espalda cuando son sentenciadas a cumplir una condena en algún centro de reclusión, afirmó el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Andrés López Espinosa.

Existe una tendencia a que se avergüencen más de una mujer que de un hombre como miembro familiar y que al cometer algún delito tenga que enfrentar cárcel. La actitud se demuestra en las visitas que suelen tener con mayor frecuencia los varones en comparación a las del sexo femenino; inclusive, la mayoría deja de recibir visitas en los centros de reclusión casi de inmediato al recibir sentencias.

La preocupación de la CEDH se centra sobre todo en los niveles de depresión que suelen dispararse en las mujeres que sufren condenas en cualquier penal del Estado. De por sí, los centros de reinserción social carecen de mecanismos para detectar este trastorno en la población interna, de lo que resultan los suicidios. Recordó que la última recomendación emitida al penal “La Pila” fue por el suicidio de una persona, quien había dado muestras claras de estar deprimida.

El ombudsman consideró que existe una fuerte necesidad de fortalecer los temas de salud mental en los centros de reclusión; en ese sentido, la CEDH pondrá en marcha un modelo de trabajo que concientice y sensibilice al personal que trabaja en los penales, pero también educativo que incluirá a los internos.

El 9 de Marzo próximo, la Comisión presentará un libro testimonial de las mujeres en abandono donde detallan cómo a través del modelo educativo o de trabajo es posible encontrar una esperanza de vida. El modelo se implementará primeramente en “La Pila”, aunque la intención es llevarlo a todos los centros de reinserción de la entidad.