inf-general

Comida chatarra en clínicas y hospitales: ¿Y LA SALUD?

Vendedores operan desde dentro

 

Georgina Salinas

 

El evidente comercio informal que opera al exterior de clínicas y hospitales representa un desafío en materia de salud pública, pues mientras intentan prevenirse enfermedades causadas por mala alimentación, en estos sitios pululan vendedores de tamales, tortas, tacos y demás comida rica en grasas.

Uno de los más evidentes ejemplos está al exterior de la clínica IMSS –y el hospital ubicado a un costado- donde hay campañas permanentes para prevenir diabetes e hipertensión y se recalca la necesidad de evitar esa alimentación.

En versión de los comerciantes, cuentan con el respaldo de una organización como es la CTM, y pagan el impuesto requerido por trabajar en el sector, donde es posible contabilizar más de 20 puestos con toda clase de alimentos chatarra.

De acuerdo con el médico Roberto Hernández, la ingesta de esos platillos regionales es el factor que ha disparado más casos de enfermedades crónicas.

“Hay campañas de ésta y otras dependencias que insisten en que la gente lleve una buena alimentación, sin embargo, haría falta que de manera congruente pueda cuidarse ese asunto también”, refirió.

Situación similar ocurre en la clínica-hospital del ISSSTE, en la colonia Altavista, donde se permite sin control alguno la venta de comida poco nutritiva.

 

“Las enfermedades cardiovasculares siguen ganando terreno”

Roberto Hernández

Médico