nacional

‘Morena’ metió iniciativa para Ley de Austeridad: Inician recortes

 

Quitaron beneficios a ex presidentes

 

Los ocho coordinadores de las fracciones políticas representadas en la Cámara de Diputados aprobaron también un acuerdo para pedir a todos los integrantes de la 64 Legislatura, conducirse con respeto, tolerancia e inclusión.

 

CIUDAD DE MÉXICO, México

 

La bancada de Morena en la Cámara de Diputados presentó la iniciativa con la que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, busca implementar la Ley de Austeridad Republicana en toda la administración federal, para que ningún funcionario, incluidos secretarios de Estado, cuenten con escoltas o vehículos blindados.

En la iniciativa de ley, que consta de 13 artículos, describe que sólo los servidores públicos con alta responsabilidad en materia de seguridad, defensa exterior, procuración e impartición de justicia podrán disponer, con cargo al erario, de servicios de escolta.

Enlistada en la Gaceta Parlamentaria y presentada por el diputado Manuel Rodríguez González, ante el pleno de la Cámara, fue turnada a las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público y, de Presupuesto y Cuenta Pública para su evaluación, y eventual dictamen.

Delgado Carrillo, líder de Morena, explicó que buscan que todos los secretarios de Estado que no sean de seguridad, no tengan escoltas y sólo gozarán de este beneficio cuando esté plenamente justificado para que no haya privilegios indebidos.

"Todos los secretarios que no sean de seguridad no van a tener escoltas. Solamente los funcionarios que sea necesario, la escolta como un asunto de seguridad cuando esté plenamente justificado y no como un tema de un privilegio indebido", detalló Delgado Carrillo.

 

Golpe a ex mandatarios

 

En la iniciativa de la Ley de Austeridad Republicana se define que quedarán prohibidas las pensiones de retiro a los jefes del Ejecutivo Federal y, sólo tendrán acceso a las que determine el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Establece que todos los servidores públicos de la Federación recibirán los beneficios del sistema público de seguridad social correspondiente. También se busca eliminar los "haberes de retiro" y regímenes especiales de jubilaciones y pensiones, así como la contratación de seguros de gastos médicos mayores, de separación individualizada o colectiva por parte de los entes públicos federales.

Se busca no crear plazas adicionales a las autorizadas en el Presupuesto de Egresos de la Federación ni se aumentarán sus dotaciones y la contratación de servicios personales por honorarios, sólo procederá en casos excepcionales y plenamente justificados.

Señala que los vehículos sólo podrán destinarse a actividades prioritarias y a la prestación de servicios directos a la población.

En cuanto a viajes oficiales, sólo se autorizarán, por ente público, dependencia, órgano desconcentrado o entidad, los que resulten estrictamente necesarios y "queda prohibida la adquisición de boletos de viajes en servicio de primera clase o equivalente, así como la contratación de servicios privados de aerotransporte".

 

Eluden bajarse la dieta.

 

Este martes, sin tocar sus "bonos legislativos" que ascienden a 74 mil 558 pesos, ni sus salarios que son de 73 mil 764 pesos al mes, los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados anunciaron solamente la cancelación de los seguros de vida institucional, de gastos médicos mayores y, de separación individualizada y, el fondo de ahorro de los 500 diputados, que asciende mensualmente a 36 mil 723 pesos.

Sin embargo, en conferencia de prensa, Delgado Carrillo aseguró que habría una reducción de 28% en la remuneración mensual de los diputados y ejemplificó que en la pasada 63 Legislatura los representantes ganaban al mes, con dieta y prestaciones, 128 mil 230 pesos y, para la actual solamente ganarán mensualmente 91 mil 507 pesos.

Informó que los conceptos de asistencia legislativa (45 mil 786 pesos) y de atención ciudadana (28 mil 772 pesos), no son recursos que formen parte de los salarios de los diputados y ambos se tienen que comprobar fiscalmente, por lo que adelantó que pueden sujetarse a revisión.