policia

Joven se ahogó por salvar 2 niños: Era de Aquismón

 

Tragedia en un parque de Guadalupe N.L.

 

 

Teodoro Bautista

 

Por salvar la vida de dos niños en un centro recreativo de Guadalupe, Nuevo León, un joven originario del ejido San Pedro de las Anonas, municipio de Aquismón, murió ahogado el sábado en la noche en presencia de su hijo de 10 años.

El infortunado hombre, al que varios medios de la capital regiomontana calificaron como héroe, fue identificado como Noé Hernández Aguilar, de 29 años, quien en busca de un mejor porvenir decidió emigrar al Estado de Nuevo León, junto con su esposa Patricia Iglesias, con quien procreó dos hijos, Jesús de 10 años y otro de nombre Edwin que apenas cuenta con 5 meses.

La familia Hernández Iglesias vivía desde hace dos años en un pequeño cuarto, en la calle Serafín Peña número 115 en la colonia Los Lermas, de Guadalupe, Nuevo León.

El sábado en la tarde, Noé Hernández decidió acudir al Parque Pipo, junto con su hijo de 10 años, pero al andar divirtiéndose se dio cuenta que dos pequeños que nadaban en el río La Silla estaban a punto de ahogarse.

Sin pensarlo dos veces, Noé se lanzó al agua y logró llevar hasta la orilla a los dos niños, pero el esfuerzo que realizó no le permitió salir y se sumergió en el afluente, ante la mirada atónita de su hijo, quien nada pudo hacer por él.

Los hechos fueron reportados a las autoridades a las 20:10 horas, en el interior del parque ubicado sobre la avenida San Sebastián, en el citado municipio.

Al lugar acudieron de inmediato los bomberos de Guadalupe, a cargo del comandante Ismael Duarte Ovalle, quien dijo que en coordinación con personal de Protección Civil y buzos de esa agrupación lograron sacar el cuerpo, sin embargo, ya no contaba con signos vitales.

Tras ser enterados de la tragedia, los familiares de Noé llegaron a Guadalupe, a fin de realizar los trámites para el trasladado del cuerpo a su lugar de origen, pero se encontraron con una serie de trabas, pues tan sólo en el Servicio Médico Legal les pidieron tres mil pesos para entregarlo, además requerían otra suma igual para costear el pasaje de la viuda y su hijo.

 

ESTABA SIN TRABAJO

 

Apenas cuatro días antes de la tragedia, Noé había sido despedido de su empleo en un parque industrial, pero a pesar de ello no se preocupó, pues esperaba conseguir en otro lugar, para sacar adelante a su familia.