primera

Siembran soya “transgénica”: DENUNCIA CIOAC

 

Acaba con abejas y causa daños a cultivos

 

En Ébano la impulsa Clemente Mora Padilla

 

Rigoberto González

 

El cultivo de soya transgénica es una realidad en San Luis Potosí y es realizado en el municipio de Ébano, acto que resulta perjudicial para diversas especies en la zona y actividades como la producción de miel.

Lo anterior fue denunciado por el dirigente estatal de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), Pedro González Gómez, quien señaló que el responsable de estos cultivos es Clemente Mora Padilla.

“A través de influencias logró los permisos de la Sagarpa para los sembradíos de la soya con semillas genéticamente modificadas”, dijo el líder campesino, quien  coincide con el informe “Treinta años de transgénicos en México”.

Esa investigación la realizó el Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (Ceccam), donde refiere que en el territorio potosino siembran esa génetica.

El documento señala que desde el año 2005 hasta 2014 las empresas Monsanto, PHI-Pionner y Bayer, han conseguido 43 permisos para el cultivo de soya transgénica en los estados de Campeche, Chiapas, Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. Sin embargo, así como en el caso del algodón, en México la soya transgénica ya no sólo se cultiva experimentalmente, sino también a nivel comercial, con base en un permiso otorgado por las autoridades desde el año 2012, para “Monsanto” en una superficie total de 253,500 hectáreas.

González Gómez señaló que desde que conocieron las solicitudes de autorización para el cultivo de este tipo de semillas han estado en contra, porque perjudican al campo regional y aún no saben los alcances dañinos que pudiera tener.

Reveló que una de las afectaciones del cultivo de soya transgénica es la baja producción de miel en la zona, puesto que las abejas que llegan a posarse sobre la floración de los sembradíos mueren en poco tiempo.

Además de lo expuesto por el dirigente campesino, el informe de la Ceccam señala que de acuerdo a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad “… actualmente existe una preocupación genuina de los apicultores… derivada de la muy posible presencia de polen genéticamente modificada de soya en las mieles producidas… de manera sustentable y del manifiesto rechazo por el mercado europeo de mieles que contengan este polen, poniendo en peligro todo el mercado de exportación…”.

El informe “Treinta años de transgénicos en México”, también revela mediante un mapeo que la zona de Ébano, está en la fase comercial de soya transgénica.