primera

Prostitución en aumento: EN VALLES

Llegan mujeres y hombres de otros estados y la región Huasteca

 

Aumenta esta práctica. Barata y sin ningun control de sanidad

 

Darío Almazán

 

Lejos de contenerse, la problemática de la prostitución creció y mantiene a Ciudad Valles como un punto de origen, tránsito y destino de posible trata de personas.

Se calcula que a la zona de tolerancia llegaron nuevas jóvenes, mujeres maduras y de la tercera edad, en situación de prostitución, pero que no son originarias de San Luis, sino provienen de Guerrero, Oaxaca, Estado de México, Puebla y muy pocas del interior de la Huasteca.

Los boleros de la Plaza Principal señalaron que hay más gente que busca a estas mujeres, "aquí vienen a lustrarse el calzado, jóvenes, adultos, de la tercera edad y preguntan por la zona de vicio para sostener un encuentro amoroso con las damas que les cobran con todo y cuarto, 120 pesos por pocos minutos de sexo", señalaron.

Blas "N" consideró que se trata de "mujeres limpias, que se cuidan para no contraer enfermedades, en ese lugar hay para todos los gustos, 'gordibuenas', flacas, rubias, güeras, morenas, blancas, entre otras".

Otros señalaron que también en La Plaza ejercen la prostitución hombres, homosexuales y travestis, por las noches el perímetro se ha extendido a “La Bajadita”, la esquina de la Hidalgo y Morelos donde esperan a sus clientes sobre la lateral y la propia zona de tolerancia.

Las damas ofrecen “servicios” por 120 y hasta por 200 pesos en atuendos que dejan muy poco a la imaginación, paradas o sentadas en las puertas de los cuartos que rentan en espera de clientes.