primera

¡Libre Elba Esther G.!: DE LA CÁRCEL

No hubo pruebas de que incurrió en delitos aseguró el Tribunal

 

Un Magistrado Federal puso punto final a las acusaciones judiciales contra Elba Esther Gordillo, al decretar la noche del martes su libertad, por falta de elementos en el juicio por delincuencia organizada y lavado de 1,978’000,000 de pesos, el último que tenía vigente.

Miguel Ángel Aguilar López, Titular del Primer Tribunal Unitario Penal en esta Capital, declaró como procedente un incidente que sobreseimiento o cancelación del proceso, al considerar que las pruebas acumuladas en el proceso no acreditan su responsabilidad.

Después de cinco años con cinco meses y once días, finalmente la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ya no tiene ninguna restricción para circular con libertad o hacer vida pública.

La maestra promovió este recurso el pasado 29 de Enero, pero inicialmente fue rechazado por el juez Alejandro Caballero Vértiz, hoy finado.

El principal argumento de la ex lideresa es que durante el juicio ya fue acreditada la licitud de los recursos.

Lo anterior porque algunos testimonios apuntan a que el dinero que le imputan haber lavado, en realidad salió de las arcas del SNTE, con la aprobación del mismo.

Como ejemplo, refirió a María Sanjuana Cerda Franco, ex integrante del Colegiado de Administración y Finanzas del Sindicato, quien declaró hace más de dos años ante el Juez, que los depósitos que le cuestionan a Elba en realidad son una práctica legal autorizada para hacer pagos.

El fallo de la noche del martes tiene como consecuencia el desechamiento del último proceso contra la maestra, el único que contenía un delito que le impedía la libertad provisional, en este caso la delincuencia organizada. Antes fue absuelta de tres casos de defraudación fiscal.

A partir de este jueves, vuelve a ser una persona libre.

Gordillo fue detenida el 26 de Febrero de 2013 en el Aeropuerto de Toluca y pasó una temporada en la clínica del Penal Femenil de Tepepan. Más tarde deambuló por varios hospitales, hasta conseguir la prisión domiciliaria en su departamento de Polanco.

 

DARÁ CONFERENCIA

 

Tras ser desechada la última acusación en su contra por delincuencia organizada y lavado de dinero, la defensa de la ex lideresa magisterial anunció que la maestra reaparecerá en una rueda de prensa el próximo lunes 20 de Agosto.

En una breve lectura de un comunicado redactado por la profesora, su defensor Marco Antonio del Toro informó que tras ser notificada de su libertad, ella abandonó en los primeros minutos de este miércoles su departamento del edificio de Galileo 7, en Polanco, para reunirse con su familia.

“El día de hoy (martes) a las 23:30 horas recibí por parte del Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito la notificación del decreto de mi absoluta e inmediata libertad, debido al sobreseimiento que recayó en la causa penal bajo la que me encontraba sujeta”, dijo la maestra a través de su defensor, a la entrada del edificio en Polanco.

“Sin embargo, debido a la muy larga situación de aislamiento a la que me he visto sometida, me es necesario un plazo para asimilar privadamente las evidentes emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal”.

La ex lideresa del SNTE, según sus palabras, ha decidido de momento no tener ningún contacto con la prensa nacional o extranjera.

“Considero que esta etapa que me ubica en una nueva circunstancia debe ser adecuada y suficientemente recibida y vivida en familia”, señaló.

“El próximo lunes 20 de Agosto habré de convocar a aquellos medios de comunicación que tengan interés en conocer mi opinión y posición sobre los sucesos relativos con oportunidad; con oportunidad informaremos lugar y hora. Agradezco el respeto a la decisión tomada por una servidora”.

Del Toro ofreció el mensaje a la prensa a las 01:40 horas, apenas unos 15 minutos después de que una camioneta blanca abandonara el edificio de Polanco, donde la ex lideresa del magisterio estuvo sujeta a presión domiciliaria desde Diciembre pasado.

Miguel Ángel Aguilar López, titular del Primer Tribunal Unitario Penal en esta Capital, declaró como procedente un incidente de sobreseimiento o cancelación del proceso, al considerar que las pruebas acumuladas en el proceso no acreditan la responsabilidad de Gordillo.