primera

Inflan el padrón: SUBPROCURADOR

 

Traen a gente de otros estados a votar a la Huasteca

 

 

Fiscalía especial inició investigación. Hay varios señalados

 

Magui López

 

Con el objetivo de “inflar” el padrón electoral de la región, hace unos días comenzó el cambio de domicilio de diversas personas, de manera dolosa, en la región, procedentes de otras entidades, hecho investigado por las autoridades de la Subprocuraduría de Justicia en la Zona Huasteca Norte, a cargo de Francisco Pablo Alvarado Silva.

Al respecto, el titular de la dependencia señaló que hay al menos 7 señalamientos por este delito y la coacción al voto ante la Subprocuraduría y aunque existe una Fiscalía Especializada para la recepción de denuncias por delitos electorales, las agencias del Ministerio Público, además de estar atentas a los incidentes que se pudieran estar presentando resultado de las campañas políticas, están facultadas para recibir este tipo de demandas y turnar los expedientes a las autoridades competentes.

Indicó que hasta las denuncias son por los delitos de coacción al voto y por el cambio de domicilio en forma dolosa de personas procedentes de otras entidades para incrementar el número de votos.

Aunque no especificó a favor de qué partidos políticos o candidatos fueron señalados, refirió que hay procesos bajo investigación en los municipios como Tamuín, San Vicente y Ébano.

En cuanto a la violencia que se ha registrado en algunas localidades, dijo que ya se tomaron las medidas de prevención y se ha reforzado la seguridad en algunas zonas para evitar riesgos, por lo que esperan que en lo que resta de las campañas y el día de la elección, no se susciten incidentes, pero también hizo el llamado a los actores políticos para que mantengan la calma y sobre todo acepten los resultados en las urnas.

 

 

 ELECCIONES SÍ SE CANCELARÍAN

 

 

Las votaciones del próximo primero de Julio sí podrían cancelarse en caso de suscitarse un incidente de suma gravedad, así lo manifestó el consejero presidente del INE, Juan Manuel Méndez Márquez.

Reveló que el proceso electoral está blindado por la ley y existe una vigilancia por el Consejo y los representantes de cada uno de los partidos políticos, al igual que en las casillas, para garantizar la transparencia del proceso y evitar dudas de los resultados que se obtengan, pero hay confianza de que se celebre una elección limpia y sin violencia.

“La expectativa es superar las votaciones de la elección del 2015 en donde el Estado alcanzó un tercer lugar en el país al obtener poco más del 56 por ciento, pero para este proceso hay confianza de que salgan a emitir su sufragio al menos el 70 por ciento de un padrón de 235,200 ciudadanos”, aseguró.

De acuerdo a información del INE en este distrito, la votación más copiosa es en la zona rural; los ciudadanos que están asentados en el área urbana son los que menos cumplen con esta responsabilidad cívica para la elección de las autoridades y el rango más elevado se centra entre los jóvenes a partir de los 19 y hasta los 25 años.