primera

Excomulgan a médicos: POR ABORTOS

Terminó el perdón a madres que interrumpan embarazos según la Diócesis de Valles

 

Armando Calderón

 

El sacerdote Adán Rodríguez Carranza dio a conocer que aquellos médicos que hayan practicado abortos en la Huasteca, aún si fueron de carácter legal, están excomulgados desde hace doce meses, lo mismo que las mujeres que tomaron esta determinación.

Explicó que el Año de la Misericordia para el perdón de este pecado, decretado por el papa Francisco para todas las iglesias católicas del mundo, terminó el 20 de Noviembre de 2016.

“Hay mucho embarazo juvenil, deseos de abortar, exceso de educación sexual en las escuelas y hasta médicos que promueven su práctica”, observó.

“Encontramos adolescentes con una vida sexual muy activa y no sólo con una persona, sino hasta cinco, porque no se valoran y buscan el placer”, advirtió.

“Moralmente todos los que participan en los abortos son culpables y son actos que constituyen una pena de excomunión. Los médicos no nos confiesan (a los sacerdotes) esa clase de operaciones, pero deben darse cuenta que están en función de la vida, de prolongarla y caen en un error si hacen todo lo contrario; sin embargo, hay quienes promueven su práctica, porque conocen el medio y las maneras de hacerlo sin consecuencias, debido a que trabajan con leyes irracionales y tontas”, subrayó el presbítero.

Rodríguez Carranza aclaró que el Año de la Misericordia ya es pasado, “fue un período de gracia y pueden venir otros similares donde se perdone este tipo de pecados, pero por el momento no hay alguno vigente”.

Aclaró que los doctores y mujeres excomulgados todavía tienen la oportunidad de arrepentirse y recibir el perdón de Dios.

“Una vez llegó una joven y me dijo que tenía cuatro legrados, pero la vi con una niña. Cuando le pregunté por qué, me respondió que ya no tuvo tiempo de abortarla, por eso, quienes practican estos actos de manera consciente, libre y voluntaria son acreedores a la excomunión; además, éstos son riesgosos y lastiman a la persona que los solicita”, advirtió.

 

“Muchas jóvenes buscan el placer sin medir las consecuencias y por eso rechazan a sus bebés”

 

Adán Rodríguez Carranza

Sacerdote