tamuin

Contaminación del Tampaón aumentó: Por estiaje

Pescadores detectan descargas ilegales

 

 

 

Juan Carlos Rubio

 

Debido a que en esta temporada de estiaje el río Tampaón no tiene suficiente volumen para arrastrar aguas negras y residuales de las descargas que existen a su paso por la cabecera municipal, se encuentra en su etapa de mayor contaminación.

Así lo consideraron pescadores tradicionales que laboran en ese lugar, asegurando que en estos meses hay menos actividad porque tienen miedo de consumir especies contaminadas y peor aún comercializarlas y acarrearse problemas.

Aunque varios de los entrevistados pidieron no mencionar sus nombres, Arturo Martínez Reyes señaló que basta una inspección de las autoridades del medio ambiente, para darse cuenta de lo que realmente está pasando en el afluente.

Dijeron que la contaminación no únicamente son las descargas de la Ciudad o de la desaparecida planta Nestlé, aún en uso, de la Termoeléctrica, Rastro Municipal que vierte sangre y vísceras, de la colonia Salvador Nava y otras, sino de derrames químicos.

Aseguraron que por las noches y madrugadas, cuando ellos suelen acudir a pescar a diferentes partes del río Coy, que desemboca en el Tampaón, han percibido un color amarillento en el agua y un olor fuerte a metal.

Denunciaron que han escuchado versiones que esa agua viene desde el ejido Las Palmas y seguramente en ese lugar, alguna de las empresas asentadas allá viertan líquido sin tratar, del que ocupan para lavar su maquinaria y donde usan ácido.