internacional

Elefantes mataron a 3 niños y una mujer: En Bangladesh

DACA, Bangladesh

Una manada de elefantes salvajes arremetió contra un campamento en el Sur de Bangladesh donde dormían refugiados musulmanes rohingya, de los cuales murieron una mujer y sus tres hijos, informó un funcionario el domingo.

La manada atacó el campamento de Balukhali en la ciudad de Ukhiya el sábado temprano y pisoteó las carpas donde dormían varios refugiados, dijo el funcionario forestal del distrito Mohammed Ali Kabir.

Otras cuatro personas, incluido el marido de la mujer, resultaron heridas en el percance, dijo Kabir. Muchos otros huyeron a un lugar seguro cuando oyeron que los elefantes se acercaban.

Las autoridades dijeron que el nuevo campamento se construyó en una zona forestal que antes era frecuentada por manadas de elefantes.

El esposo de la mujer, Abu Bakar Siddique, dijo el domingo que él fue dado de alta del hospital, pero que uno de sus hijos y algunos otros familiares aún estaban hospitalizados.

Más de medio millón de musulmanes rohingya han huido del estado de Rakhine, en Myanmar, a la vecina Bangladesh desde el 25 de Agosto, cuando las fuerzas de seguridad de Myanmar respondieron a los ataques de un grupo de milicianos rohingya con una amplia campaña de represión contra esa minoría musulmana, perseguida desde hace mucho tiempo. Muchas casas fueron incendiadas.

Naciones Unidas ha llamado a la violencia como una "limpieza étnica según los libros de texto".

Siddique dijo que él y su familia hicieron el peligroso viaje desde el estado de Rakhine para llegar a Bangladesh hace unos cuatro días.

Encontraron un lugar y vivían en una tienda de campaña en uno de los campamentos donde se han refugiado cientos de miles de rohingyas.

"Hui de Myanmar para evitar los ataques de los militares, pero los elefantes mataron a mi esposa y a mis hijos", agregó Siddique. "Es doloroso vivir así. Lo he perdido todo".

Fue el tercer ataque de elefantes salvajes contra los refugiados en el distrito de Cox's Bazar, en Bangladesh, que tiene frontera con Myanmar. Al menos tres personas murieron en los dos ataques anteriores.

internacional

231 MUERTOS: Explosión

* Cientos de personas heridas en Somalia

 

MOGADISCIO, Somalia

 

La cifra de muertos por la masiva explosión de un camión en la capital de Somalia aumentó a 231, además de al menos 275 personas heridas, informaron fuentes de la Policía y hospitales, con lo que se volvió el atentado más mortífero en la nación del Cuerno de África.

Los médicos estaban luchando el domingo para tratar de salvar a cientos de víctimas con heridas horribles, muchas con quemaduras que los han dejado irreconocibles.

El Gobierno de Somalia ha culpado al grupo Al Shabab, vinculado a Al Qaeda, por el atentado perpetrado el sábado en Mogadiscio, al que consideró un "desastre nacional". Sin embargo, Al Shabab, que suele efectuar atentados en áreas destacadas de la capital, ha guardado silencio.

"A ellos no les importan las vidas del pueblo somalí, madres, padres e hijos", afirmó el primer ministro Hassan Ali Khaire. "Han atacado el área más poblada de Mogadiscio y sólo han matado a civiles".

Las sirenas de las ambulancias se escuchaban por toda la ciudad un día después de la explosión y las familias desoladas deambulaban entre los escombros de edificios en busca de parientes desaparecidos.

El presidente Mohamed Abdullahi Mohamed declaró tres días de luto y se unió a miles de personas que respondieron a una petición desesperada de los hospitales a la población con el fin de que donara sangre para las víctimas.

Muchas víctimas fallecieron en hospitales a consecuencia de sus heridas, dijo el capitán de Policía, Mohamed Hussein.

Abdirahman Omar, Ministro de Información de Somalia, dijo que el estallido fue el de mayor envergadura en la historia de la ciudad.

Rescatistas con antorchas buscaban a sobrevivientes atrapados bajo los escombros del hotel Safari, que fue destruido en su mayor parte. Se encuentra cerca de la Cancillería de Somalia.

La fuerza de la explosión hizo desaparecer las puertas de metal y los muros contra estallidos que habían sido erigidos frente al hotel.