nacional

Sube percepción de inseguridad: INEGI

* 74.6% de mexicanos temen por criminalidad

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, México

 

La percepción de inseguridad subió en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI.

Mientras en Diciembre el 73.7 por ciento de la población adulta consideró que vivir en su ciudad es inseguro, en Marzo subió a 74.6 por ciento, una diferencia de .9 puntos.

"Este porcentaje (de marzo) no representa un cambio estadísticamente significativo respecto a Diciembre de 2018", señala la encuesta publicada este miércoles.

"Pero sí es estadísticamente menor al de 76.8 por ciento registrado en marzo de 2018", agrega la medición trimestral.

Esta percepción siguió siendo mayor en el caso de las mujeres, con 79.6 por ciento de la población, ya que en hombres fue de 68.3 por ciento.

Durante marzo, la ciudad con mayor porcentaje de personas que consideró que vivir en su ciudad es inseguro fue Tapachula, Chiapas, con 96 por ciento.

Le siguieron Villahermosa, con 95.2 por ciento; Cancún, con 93.3 por ciento; Reynosa, con 92.8 por ciento; Coatzacoalcos, con 92.6 por ciento; y Ecatepec de Morelos, 92 por ciento.

Cuatro de estas ciudades (Reynosa, Coatzacoalcos, Ecatepec y Villahermosa) también estuvieron en la lista de las seis más inseguras en Diciembre.

En contraste, las ciudades donde la percepción fue menor son Saltillo, San Pedro Garza García, Mérida, Los Cabos, San Nicolás de los Garza y Durango.

"La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores", indica la ENSU.

"Como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población".

El mes pasado, el 32.8 por ciento consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal; y otro 22.2 por ciento refirió que la situación empeorará.

nacional

Tendrá Guardia libertad de acción: Sí aprueban ley

* Con facultad para hacer operativos encubiertos

 

CIUDAD DE MÉXICO, México.- La Guardia Nacional tendrá amplias facultades de operación y actuación si se aprueba en sus términos la ley de la nueva fuerza de seguridad propuesta por el Ejecutivo.

 

MARGEN DE TRABAJO

Realizará desde acciones de prevención de delitos y faltas administrativas hasta operativos encubiertos e intervención de comunicaciones.

La iniciativa prevé que actúe en todo el territorio, incluidas zonas fronterizas, puentes internacionales, aduanas, garitas, carreteras federales, vías férreas, aeropuertos, parques nacionales y penales federales.

Contará con facultades para investigar la comisión de delitos bajo la conducción y mando del Ministerio Público, e incluso recabar información en lugares públicos para evitar el fenómeno delictivo.

El Ejecutivo plantea que la Guardia Nacional pueda utilizar cualquier tipo de herramienta, medio o instrumento para la generación de "inteligencia preventiva".

"Llevar a cabo operaciones encubiertas y de usuarios simulados para la prevención e investigación de delitos en términos del Reglamento", refiere la iniciativa de Ley de la Guardia Nacional en el apartado de atribuciones y facultades.

La corporación podrá además solicitar -previa autorización de un Juez- a concesionarios o permisionarios de operadoras telefónicas la información y georreferenciación de teléfonos celulares.

"Para el cumplimiento de sus fines de prevención de los delitos. La autoridad judicial competente deberá acordar la solicitud en un plazo no mayor de 12 horas a partir de su presentación", apunta la iniciativa.

 

PRIMEROS RESPONDIENTES

A diferencia de las Fuerzas Armadas, los integrantes de la Guardia Nacional actuarán como "primeros respondientes" ante la comisión de delitos.

Es decir, tendrán la responsabilidad de preservar el lugar de los hechos o del hallazgo, garantizar la integridad de los indicios y recolectar o resguardar objetos

 

Sanciones

Una de las novedades son los denominados delitos contra la disciplina. Se propone aplicar penas de 30 a 70 años de prisión al personal de la Guardia Nacional que se "incorpore" a la delincuencia organizada.

Se aplicarán de 15 a 60 años de cárcel a los elementos que utilicen la fuerza o cualquier recurso a su cargo a favor de cualquier miembro de la delincuencia organizada o asociación delictuosa.

Las mismas penas aplicarán para quien proporcione protección, información o dote de adiestramiento a un criminal; y para quien induzca a personal a su cargo a prestar servicios a la delincuencia.

"Las penas previstas en este capítulo se impondrán además de las que correspondan a los delitos que resulten cometidos por las actividades del individuo u organización delictiva", indica la iniciativa.