El Mañana De Valles
Banner alt
El Mañana de valles
Coronavirus deja secuelas mentales

Coronavirus deja secuelas mentales


MADRID, España.- El coronavirus tiene efectos retardados que ocasionan secuelas, las cuales en ciertos casos revisten gravedad y pueden manifestarse de múltiples formas en personas que creyeron haber superado la infección.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de que el Covid-19 tiene efectos secundarios importantes, aunque se padezca de forma leve, porque hay pacientes que desarrollan a largo plazo síntomas preocupantes, que podrían durar meses o años. Algunos de ellos recién comienzan a ser detectados.

Las secuelas del virus suponen un problema añadido para los profesionales sanitarios, ya que afectan a órganos tan importantes como los pulmones, pero también al cerebro y corazón. Los efectos secundarios pueden llegar incluso a alterar la salud mental con la aparición de síntomas cognitivos, algunos expertos asocian a la infección por Covid-19 la pérdida de memoria, confusión, problemas de concentración y mareos.

Apenas empiezan a ser estudiadas estas patologías, por lo que se desconoce todavía cuál puede ser su incidencia social y la relación que guardan con el coronavirus.

“Sabemos que hay efectos que surgen tiempo después de haber padecido la enfermedad, sobre todo entre los pacientes más graves. El más frecuente es la neumonía, que tarda en desaparecer, porque hay pacientes que a los 6 meses de haberla padecido tienen secuelas en forma de fibrosis pulmonar”.

“Son consecuencias que sin ser demasiado graves, impactan mucho en la calidad de vida del paciente”, aseguró Víctor Moreno, jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital de Móstoles de Madrid.

No es cierto que el virus sea ahora menos dañino. Su agresividad sigue siendo la misma que en la primera oleada, la única diferencia es que se conoce mejor y se pueden implementar tratamientos más precoces.

“La pérdida del olfato y el gusto es también un síntoma cardinal y aunque los pacientes no tienen un tratamiento específico, se recuperan bastante bien. Hay pacientes que se quedan con alteraciones del gusto más a largo plazo, pero es común como manifestación inicial que como secuela”, indicó el especialista en medicina interna.

Sobre otros cuadros neurológicos que se vinculan al virus, como los que provocan confusión, mareos o pérdida de memoria, el experto aseguró que hay que manejarlos con cautela.

“No se pueden relacionar directamente con el Covid-19. Las personas más afectadas por la infección son los adultos, quienes cuando ingresan en un hospital, sea por cualquier causa, desarrollan un cuadro confusional.

“También lo hemos detectado en algunos pacientes jóvenes, pero por lo general a medida que progresa el ingreso hospitalario, se resuelve y no vuelve a surgir”, agregó.

Los efectos secundarios que revisten mayor gravedad en el ingreso hospitalario suelen ser la progresión de la neumonía, que produce insuficiencia respiratoria, así como la embolia de pulmón, aunque las trombosis han descendido debido a que el personal sanitario se adelanta a su aparición con anticoagulantes y una profilaxis agresiva.

“Los cuadros a largo plazo que quedan como secuelas se relacionan sobre todo con la persistencia de la neumonía, desde el punto de vista radiológico”. También suele prolongarse la fatiga general que acusa el paciente, después de la infección y que no tiene un abordaje específico en términos clínicos.

En cualquier caso, el médico especialista manda un mensaje tranquilizador. “En pacientes de la segunda oleada del virus, las secuelas más frecuentes son menores, porque la mayor parte se recuperan.

“Hay que tener en cuenta que el porcentaje de las secuelas mayores es inferior al 5% de los pacientes ingresados, que en total representan un 10% de los que hay en la sociedad”, puntualizó el médico internista, quien realiza una monitorización de los pacientes más graves que estuvieron en el hospital.


    Top