El Mañana De Valles
Banner alt
El Mañana de valles
¿Biden o Trump?

¿Biden o Trump?


Por primera vez desde el 2000, Estados Unidos despertó el miércoles sin saber quién será su próximo Presidente tras una elección con participación récord cuyo escrutinio continúa en estados clave.

Los comicios contaron con la mayor participación desde que las mujeres obtuvieron el derecho al voto: 66.8%, un estimado de 160 millones de electores, contra 59.2% en 2016, según Elections Project.

Muchos estados están abrumados por la avalancha de sufragios por correo. En algunas ciudades, abrir los sobres y escanear las papeletas puede llevar varios días.

"Si todo sigue a este ritmo, tendremos los resultados totales en los próximos dos días", dijo a CNN Al Schmidt, jefe de la ciudad de Filadelfia, una gran reserva de votos demócratas en el estado clave de Pensilvania.

Y si la justicia se involucra, como en 2000, "podría durar semanas", dijo a la AFP Ed Foley, especialista en derecho electoral de la Universidad Estatal de Ohio.

VICTORIA, FRAUDE, JUSTICIA

En unos comicios marcados por la polarización, la pandemia y una histórica crisis económica, el mandatario republicano se proclamó ganador, denunció un fraude sin presentar pruebas y amenazó con acudir a la Corte Suprema.

"Nosotros ganamos esta elección", dijo en un discurso en la Casa Blanca al despuntar el miércoles. "Este es un fraude (...) Queremos que la votación se detenga", agregó, dando a entender que quería congelar los resultados y excluir las papeletas aún no escrutadas.

Y después denunció en Twitter que "anoche venía liderando, en muchos casos de forma sólida, en muchos estados clave, casi todo gobernados y controlados por los demócratas".

"Luego, uno por uno, empezaron a desaparecer mágicamente mientras se contaban papeletas sorpresa", lanzó.

Asimismo, consideró que los encuestadores se equivocaron de manera "histórica".

Joe Biden prometió poco después en la misma red social que "no descansaremos hasta que el voto de todos sea contado", en respuesta a la amenaza del Presidente de acudir al alto tribunal.

Trump se arriesgaría "a una de las más embarazosas derrotas que un presidente haya sufrido ante la alta corte en el país" si pide que se invaliden las papeletas contadas luego del día de la elección, advirtió por su lado Bob Bauer, uno de los abogados de la campaña de Biden.

La amenaza de Trump de intentar invalidar las papeletas causó un fuerte impacto entre los republicanos.

"Este argumento no tiene fundamento, no", dijo el republicano Chris Christie, exfiscal federal y exgobernador de Nueva Jersey, que asesoró al mandatario en la preparación de los debates presidenciales.


    Top