El Mañana De Valles
Banner alt
El Mañana de valles
Exigen atención en el Hospital Central

Exigen atención en el Hospital Central

Piden intervención del director Francisco Alcocer


Cerraron la glorieta González Bocanegra ubicada en esta Capital potosina ciudadanos que buscan atención médica en el Hospital Central de Especialidades "Dr. Ignacio Morones Prieto", donde al parecer les están negando los servicios médicos desde antes de la pandemia por Covid-19.

Exigían al director general de la institución, Francisco Alcocer Gouyonnet que les brindaran atención médica, toda vez que se les ha negado en los últimos días.

Uno de los quejosos que bloqueó la vialidad, Alejandro Dimas Castillo, relató que tiene una familiar con problemas en la columna y desde el mes de mayo la reprograman para atención médica, por lo que están preocupados ante esta situación que pudiera afectar más su salud.

"El tumor le está creciendo y le está afectando, el doctor se llena la boca de que les están enviando millones de pesos, pero en esta cuarta ocasión que nos reprograman, nos dicen que no tienen un aparato para la operación y además me la quieren dar de alta para ver hasta cuándo la pueden atender", expresó.

Fueron alrededor de 10 pacientes y sus familiares quienes bloquearon el acceso a la glorieta por la avenida Venustiano Carranza, para solicitar la presencia del director general Francisco Alcocer, para que dé la orden de que se les atienda. 

Además, se quejaron de la jefa del Servicio de Trabajo Social, Guadalupe Acosta Torres, quien los ha mandado a sus casas mes con mes, pese a que la salud de los pacientes se ha ido deteriorando y en algunos casos ya ni siquiera pueden caminar.

Entre los afectados se encuentra una persona con cáncer, a quien llevan meses postergándole su operación, y este jueves se la iban a realizar, pero por la falta de una máquina no pudieron operarla.

Otros de los casos son de tres niños recién nacidos que requieren oxígeno, pero no hay aparatos para poder conectarlos y les dicen que les saldrá muy caro, a 35 mil pesos, y por ello recomiendan a los padres que se los lleven a sus casas. 

Este problema no solamente ocurre con pacientes locales, sino también foráneos.
    Top