El Mañana de valles
Banner alt
El Mañana de valles
Venden gasolina chafa

Venden gasolina chafa

El combustible causa daños en los vehículos


Millones de mexicanos están consumiendo gasolinas y diésel que no cumplen cabalmente con la Norma 016, calidad de los petrolíferos. Eso se debe a que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) autorizó a Petróleos Mexicanos (Pemex), vender temporalmente estos combustibles con calidad fuera de especificación, como consecuencia de la pandemia.

Mediante dos resoluciones por separado, la autoridad avaló que Pemex la distribuya desde sus terminales de almacenamiento a las zonas sureste, centro y  pacífico, con clase de volatilidad B-2, del 16 de junio y hasta el 31 de agosto de este año, cuando estas regiones y por la época del año requieren combustible  con volatilidad clase A-1.

Es decir, los combustibles que están consumiendo los usuarios tienen una especificación de presión de vapor y temperatura de destilación, no acorde con la época del año. Pemex Transformación Industrial (TRI), ahora a cargo de la Secretaría de Energía (Sener), justificó el uso "por una situación de emergencia en el suministro de gasolinas de volatilidad A-1, dada la suspensión de actividades no esenciales, con la consecuente afectación y suspensión de gran parte de las actividades en el país".

En la Resolución RES/895/2020 con fecha del 28 de mayo, Pemex TRI cita que los altos inventarios de gasolinas, provocaron suspensión de las operaciones para recibir producto de importación por buques tanque, autotanques, carrotanques y ductos. Además la petrolera reconoció que no existe capacidad de almacenamiento, para adquirir y suministrar producto de importación que cumpla con la presión de vapor, a partir del 16 de junio y simultáneamente almacenar el volumen que ya se encuentra en territorio nacional hasta el 1 de septiembre de este año, fecha en la que cambia nuevamente la clase de volatilidad a B-2.

Pemex detalló que la volatilidad es factor importante para la adecuada operación de los motores. Además, sostiene que el cambio temporal de los parámetros "no genera efectos significativos en una máquina de combustión interna en vehículos automotores, ni genera impactos ambientales".

De acuerdo, con la división de Ingeniería del Tec de Monterrey, existen dos tipos de combustibles: uno para la temporada de verano y la de invierno. El uso en fuera de temporada, puede provocar problemas de arranque en caliente; los motores no encenderán por encima de los 25°C y se activa la luz de fallo del motor. Esto puede dejar el vehículo completamente parado por una hora, hasta que se enfríe completamente.

Al usar combustible de verano en invierno, el nivel de vapor no es el suficiente para arrancar.

Alto contenido de azufre

En el caso del diésel la Comisión, también autorizó temporalmente a Pemex TRI a suministrar producto de 500 partes por millón (ppm) de contenido de azufre, en las zonas de influencia de las terminales de almacenamiento de Escámela, Tierra Blanca, Perote, Xalapa, Tehuacán, Oaxaca, Iguala y Veracruz hasta el 1 de septiembre de este año.

Actualmente, éstas son zonas en donde debe distribuirse diésel UBA de 15 ppm,  de conformidad con la Norma 016, calidad de combustibles. La petrolera estatal recurrió al argumento de causas de fuerza mayor por la contingencia.

Explicó que la caída de la demanda de turbosina y el aumento de sus inventarios, llevaron a las refinerías a dejar de producirlo, lo cual generó un incremento en la producción nacional de hasta 500 ppm.

Esto creó una situación de "emergencia que imposibilita el desalojo de diésel de 500 ppm de la refinería Francisco I. Madero, lo cual podría colocar en riesgo su operación y por lo tanto el rechazo del petróleo crudo a Pemex Exploración y Producción". Aseguró la empresa que las condiciones y su impacto en la demanda podrían prolongarse de manera tentativa hasta el 1 de septiembre, fecha en la que estaría en condiciones de volver a suministrar diésel de calidad UBA.

    Top