El Mañana de valles
Banner alt
El Mañana de valles
El arte de la perforación corporal

El arte de la perforación corporal


Junto con los tatuajes, las perforaciones corporales siguen siendo grandes tabúes en muchos sectores de la sociedad y a la vez las dudas respecto a estas prácticas, invaden a muchos otros, que tienen la curiosidad de probar este tipo de modificaciones.

Las perforaciones más comunes suelen ser en las orejas y algunas partes de la cara como labios, cejas y nariz, aunque otros más osados se las realizan en la lengua o incluso en partes íntimas del cuerpo.

Como en todo, las perforaciones también tiene sus expertos, auténticos artistas que llegan a dominar múltiples aspectos para que sus clientes queden satisfechos con los resultados, uno de ellos y de origen vállense, es Manuel "Meme" Martínez, quien en entrevista para "El Mañana", nos aclaró múltiples dudas sobre este tema.

El dolor es una de las principales preocupaciones de aquellos que quieren realizarse una perforación y aún no se atreven, sobre este punto Meme nos comenta que "muchas personas cuando se perforan yo les pregunto en la escala del 1 al 10 y es diferente, esto depende del metabolismo de cada uno".

Una creencia popular, es que al perforar la lengua la persona se queda sin habla, sin embargo, él refiere que esto es completamente falso, si se realizan las medidas de higiene pertinentes al momento de efectuar el procedimiento, como lavar con jabón quirúrgico la mesa de trabajo y emplayar para que quede completamente estéril.

Además, el perforador debe utilizar guantes, cubrebocas y lavar las piezas con jabón quirúrgico, las cuales deben mostrarse previamente selladas, aunque también es importante la higiene de la persona en los días posteriores, como utilizar jabón neutro, lavar tres veces al día el área, del centro hacia afuera y utilizar un cepillo de dientes nuevo y enjuague, en el caso de las zonas bucales.

En cuanto a las maneras de realizar la perforación, depende de la herramienta que se utilice, el experto nos comenta que existen 3 tipos principales de utensilios: pistola, catéter y cánula.

En el primer caso, él en lo personal no lo recomienda, porque suele lastimar la piel. Otro consejo que brinda es el de dejar colocada al menos durante mes y medio, la pieza elegida, la cual varía, dependiendo de la parte del cuerpo, después debe removerse, hacer limpieza y volverla a colocarla para evitar complicaciones.

Además de todo ello, existen algunas acciones que debe realizar el interesado en una perforación, unos días previos a la cita, como acudir completamente sobrio y libre de los efectos de drogas, además de comer bien antes, pues si no se cumplen con estos criterios, existe el riesgo de mayor dolor, así como de sangrado.
    Top